Blog 1

 

Durante el periodo de aislamiento que hemos vivido a causa del Covid-19, en una gran cantidad de familias se ha tenido que bajar la guardia en cuanto a la vigilancia y supervisión del consumo de apps y tecnología pues todo lo virtual ha tenido mayor protagonismo incluyendo la educación, situación que nos tomó a los padres de sorpresa. A causa de esto los índices de consumo de pornografía en los menores de edad se ha aumentado a niveles históricos nunca antes vistos. Mientras las estadísticas decían que un menor a los 10 años ya ha consumido pornografía de alto impacto, las estadísticas durante éste periodo de aislamiento dicen que la nueva edad de contacto con pornografía es de 8 años.

Catherine L’Ecuyer quien es investigadora y autora de varios libros y artículos sobre el tema de la educación afirma que "Cuando un sentido está sobreestimulado, baja la sensibilidad, sube el umbral de sentir y el niño o niña necesita cada vez más estímulos artificiales para poder percibir la satisfacción que sentía al principio". Por lo tanto, respecto al consumo de pornografía, lo que ocurre es que esta, que busca lograr estados continuos de excitación, "acaba aniquilando el placer. Hace que el umbral de sentir suba a niveles muy altos, pero cuando se vuelve a un contexto de respeto, de lentitud, de ternura, uno ya no siente absolutamente nada y todo le parece demasiado aburrido". La sobreexposición a las pantallas y al contenido digital ocasiona en los menores una necesidad de contenido más intenso ya que por la cantidad de horas frente a una pantalla pueden comenzar a desear ir un poco más al límite de lo que ya están acostumbrados dentro de la rutina de sus clases virtuales, y pueden comenzarse a interesar en buscar contenidos novedosos y/o que generen un alto impacto, por ejemplo contenido de tipo sexual o de violencia.

Uno de los riesgos que más amenaza a los niños y jóvenes está en los juegos que se realizan en modo online, pues los niños juegan en su consola de videojuegos con amigos y compañeros de clase, pero también se cruzan con personas totalmente desconocidas que podrían representar un riesgo de abuso sexual digital. La forma en la que operan estos “depredadores” es que buscan llevar a los menores a salas individuales o son llevados a aplicaciones clandestinas para poder mostrar sus partes intimas o motivarlos a desnudarse para capturar fotografías y material pornográfico denominado “packs”. El portal de noticias BBC Mundial revela en su artículo “Coronavirus: el dramático incremento del consumo de pornografía infantil en el confinamiento por el covid-19”, que los pedófilos se hacen pasar por jóvenes o niños de la misma edad promedio de los jugadores de videojuegos como FORTNITE o MINECRAFT para pedir diálogos, imágenes e interacciones de tipo sexual.

Los pedófilos se hacen pasar por jóvenes o niños de la misma edad promedio de los jugadores de videojuegos como FORTNITE o MINECRAFT para pedir diálogos, imágenes e interacciones de tipo sexual.


El portal de noticias BBC Mundial también menciona que “Según los datos a los que tuvo acceso BBC Mundo, entre el 1 de marzo y el 15 de abril de 2019 en Italia se denunciaron 83 delitos por crímenes relacionados con la pornografía infantil en línea. En el mismo periodo de este año (coincide con el periodo de aislamiento) las denuncias se duplicaron, llegando a 181 casos reportados. Además, en lo que va del año, la policía italiana ha incautado 108.123 GB de este tipo de contenido digital, que equivale a descargar en el móvil 50 veces la serie completa de Netflix "La casa de papel". Finalmente, la policía italiana registró una disminución de la edad promedio de las víctimas: en lo que va de este año, los más afectados son los menores de entre 10 y 13 años.” El riesgo está en el consumo, pero también está en la posibilidad de que los niños sean víctimas y generen ellos mismos contenido pornográfico inducidos por personas conocidas o extraños que conocen en la web.

En el mundo a nivel general el consumo de pornografía aumentó desde marzo, en un 60% y los portales de pornografía más conocidos lo saben. Es por esta razón que muchos de ellos han liberado su contenido para consumo gratuito con el fin de atrapar a mas personas para su negocio, con lo que no ponen ninguna restricción para el ingreso mas que una casilla para certificar que son mayores de edad sin ningún tipo de verificación. Ante todas estas amenazas que vienen a quitar la pureza e inocencia de los menores, sugerimos un protocolo que pueda aplicar con mucha facilidad en su casa para este tiempo de altísimo consumo de internet y redes sociales en los hogares de las familias de nuestra comunidad.

1. Reuniones virtuales o clases virtuales

✔ - Siempre que inicie una conferencia o una videollamada en Zoom o Google Meet, realice su reunión generando un ID de usuario y una contraseña. Una de las maneras mas frecuentes de contacto con la pornografía ha sido denominado “zoom bombing” y consiste en hackear las reuniones de zoom o meet que no tiene id y contraseña para bombardear con contenido pornográfico la reunión.

✔ Asegúrese de tener el audio de su hijo amplificado, evite que use audífonos para sus reuniones virtuales..

✔ Antes de terminar las clases virtuales y cerrar la sesión revise los chats.

2. Active un control parental en el computador y celular de sus hijos.

✔ Su servidor de internet le puede proporcionar una contraseña y restricción de contenidos. Puede llamar a la linea de atención de su proveedor de internet.

✔ Haga un espejo del celular de su hijo. Sugerimos una app de Google que se llama Family Link y le permite ver todo el contenido y aplicaciones que su hijo tiene en el celular.

✔ Descargue una app de control de contenidos. Sugerimos Kaspersky SafeKids o Norton Family, con la que podrás bloquear el acceso de los niños a aplicaciones y contenido para adultos, definir una lista de aplicaciones y sitios permitidos (o bloqueados).

✔ Sugerimos un localizador GPS para saber en qué parte de la casa se encuentra el menor y así poder saber dónde está y qué hace en ese instante. Sugerimos Locategy que combina las características de un localizador GPS con las funciones de una aplicación de control parental, de forma que permite a los padres conocer dónde están sus hijos y limitar el uso que estos hacen del móvil, todo ello en tiempo real.

✔ Haga Restricción de paginas web y tenga un reporte de sitios visitados por sus hijos. Mi Sereno : Control Parental o SecureKids. Esta app además de decidir qué apps puede utilizar su hijo en su móvil y cuáles no, permite revisar las webs visitadas, bloquear las que no se consideren apropiadas, evitar que comparta Internet a otros dispositivos y crear un calendario para limitar el acceso a la Red por días de la semana.

✔ Revise los contactos de su hijo y los mensajes que salen, para que no envíe ningún tipo de contenido sexual. Sugerimos MMGuardian Parental Control, con esta aplicación, podrás definir una lista de contactos prohibidos y ver informes del uso del teléfono que hace tu hijo para controlar sus mensajes de texto, llamadas y actividades online, incluyendo el historial de SMS eliminados.

✔ Si sus hijos usan su celular es bueno que lo proteja también, ya que puede quedar contenido en su teléfono o computador no apto para sus hijos. Sugerimos Kids Place ya que permite crear una zona segura para niños con una pantalla de inicio personalizada que muestra solo las aplicaciones autorizadas por los padres. Además, el bloqueo infantil protege su información personal cuando sus hijos estén utilizando su móvil o tablet, e impide que accidentalmente descarguen aplicaciones, realicen llamadas telefónicas, envíen mensajes de texto u otras acciones que puedan ocasionar un gasto de dinero.

3. Establezca un horario para consumo de dispositivos electrónico

✔ Realice una “desintoxicación diaria”. Es probable que los niños ya tengan síntomas de “adicción a los aparatos de tecnología” por lo que deben pasar por una etapa de desintoxicación en donde se presentará lo que la Psicóloga Angela Gacharná de la Fundación de Red de liderazgo para la transformación de comunidades (Proyecto La Compañía) describe como un “síndrome de abstinencia digital”.

✔ Diariamente programe una actividad con los niños que no contengan ningún aparato tecnológico. Sugerimos un devocional bíblico o un espacio de oración, también pueden usar un juego de mesa que no necesite el uso de tecnología.

✔ Mida el tiempo que su hijo esta en la pantalla. Qustodio es una app sugerida para gestionar el tiempo que dedican al teléfono móvil. Sobre el Autor: Ver Sitio Web Aquí


Sobre el Autor: Andres David Peña
Author

Egresado de Beth Shalom Gimnasio Campestre y Publicista de la Jorge Tadeo Lozano, tien una Maestría en ministerio en la Indiana Wesleyan University. Es el director del Movimiento Sobredosis, Director de medios de la Iglesia La Casa y Pastor Asociado de la misma.

Sabías que?

Tu puedes ser parte de Beth Smalom.

Tus hijos van a cercer aprendiendo y felices!

Ir a Admisiones
Y tú… ¿a cuál club quieres ir?

Jun 21 - 19 | Maria Victoria León

En un club, las personas se asocian libremente para compartir intereses.

Leer Artículo →
EL ARTE DE LA JARDINERÍA

Ago 13 - 19 | Diana Blanco

Hace poco, una mañana de descanso, me puse a arreglar un poquito mis planticas.

Leer Artículo→
CONVENIOS INTERNACIONALES

21 May, 19 | Shashwati | 20 comments

el colegio ha establecido acuerdos con instituciones nacionales e internacionales.

Leer Artículo→
Rescantando a mis hijos del sistema

2 days ago | David Varela

Como padres de niños cristianos, debemos imprimir un sello del Espíritu Santo.

Leer Artículo →